~Club de Fans de Crepúsculo~

Club para todas las fans de Crepùsculo
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 ROSA NEGRA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
andrea_b_m95
Humano
Humano
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 6
Edad : 22
Localización : casa de los cullen
Fecha de inscripción : 27/11/2009

MensajeTema: ROSA NEGRA   Vie Nov 27, 2009 11:34 pm

bueno, esta istoria no tene naa k ver con la saga crepusculo xDD peo lo ice ace poco como trabajo de lengua, nos mando a escribir un cuento xD y weno, ami me salio esto, no tomeis muy encuenta las faltas de ortografia Embarassed y wenoo el principio es algo liante xD espero k os guste Very Happy


ROSA NEGRA

Mi vida, que ya no es vida, que es muerte, porque no estoy vivo, ¿hablo desde la ultratumba?, tal vez… no lo se… pero eso ahora no creo que importe demasiado, porque , cuando mi vida era mía y la vivía, no era mía, era de ella, ella tenia mi vida y cuando me la iban a quitar ella la salvó, por lo que, mi vida, que era mía, cuando me la querían robar y ella la salvó, dejo de ser mía para ser suya.
Oh, perdón, creo que me he liado un poco, por cierto, me llamo… quiero decir , me llamaba Menelik, era judío y ello condicionó toda mi vida.
Yo nací en el año 1920 y morí en 1941, pero resucite tiempo más tarde, resucite sin haber muerto, pero como si estuviera muerto, porque donde estuve no existía la vida, solo la muerte, porque aquello era tan terrible y con tanta muerte que hasta el mismo diablo tenia miedo de ese lugar, ¡ juro yo que a él vi.! Se fue corriendo porque tenia miedo de aquel lugar, imagínese lo que yo viví cuando no tenia vida, que hasta el mismo diablo salio de allí corriendo, mas no se yo como alguien puede hacer lo que esos hombres, sin alma, con los ojos vendados ante la injusticia, con el corazón perdido, con la vida de miles de judíos, porque solo judíos allí habíamos, más el diablo que corría, esas vidas, que estaban en sus manos, en sus cámaras de gas, en sus inyecciones letales, en sus… palizas… sus innumerables acciones inhumanas, siempre me he preguntado si eran humanos o eran demonios, pero se que no eran demonios, porque yo vi al diablo correr de miedo, por lo que sé que eran humanos, porque mas maligno que el diablo, sólo lo es el humano.
Todo ocurrió allí, en ese lugar, espantoso, horrendo, maligno… diabólico…, recuerdo perfectamente mi entrada, yo, como siempre hablador sin saber que hablo, pensador de mis palabras y hablante de mis pensamientos, dije leyendo el cartel de la entrada:
-El trabajo te hará libre
-Jajajaja, pequeño soñador, calla y camina inútil judío- me respondió un guardia mientras me empujaba.
El campo de concentración se llamaba, si mal no recuerdo, porque mis recuerdos se llenaros de desdicha y de dolor y más que eso no recuerdo claramente, sin ser recuerdos borrosos y alejados, se llamaba Auschwitz, ese nombre me produce un escalofrío en cuanto lo oigo, ocurre en mi un desate de recuerdos infames, un… sentimiento de pavor, dolor, desdicha… siento pena por los que mal lo pasan, pero no se yo si mi desdicha y mi dolor fueron sufridos por otros que allí no estuvieran, no llega mi mente a comprender, a imaginar siquiera, tanto dolor físico y psicológico, tanto maltrato y tanta injusticia pudieran existir, como habréis notado, me cuesta hacer una descripción objetiva del lugar, pero he de admitir, que si ese campo de concentración no existiese podríamos decir que era un sitio bonito, el paisaje era verde aunque pantanoso, pero hermoso y acogedor, cuando todo callaba solo se escuchaba el canto de los pájaros seguido de los disparos que solo indicaban que quedaba menos para que te tocase a ti. El campo ocupaba unas grandes dimensiones, había un edificio central donde comíamos las sobras de los perros que las ratas habían rechazado y donde dormíamos, en el patio los más afortunados eran acribillados mientras los demás trabajábamos como esclavos, desnutridos y cansados. Tambien existía una extraña entada al sub-suelo, muchas veces, cuando ya estaba perdiendo mi juicio ( gracias a ella lo recuperé), me preguntaba si esa entrada era una puerta al infierno, pero no, era la entraba a los sótanos de la muerte, o Búnker, allí los guardias encerraban a un grupo de presos que sufrían la agonía y el martirio de no poder comer ni beber, de no saber si les habían abandonado allí o si debían esperar un futuro incierto.
Las conversaciones era casi inexistentes, nadie se atrevía a hablar pues hablar era expresarse y la expresión, revolución, la revolución era la muerte, la muerte la salvación mas el miedo a lo desconocido nos impedía desear la salvación. Podíamos hablar, nadie nos decía que no, pero el instinto de auto conservación que allí afloró nos lo impedía, en toda mi estancia solo tuve una conversación, fue el día que la conocí, el día que cielo y tierra se juntaron para que unos pocos agraciados nos salvásemos de aquella tortura. Prefiero ahorrarme el recordar todo el día, porque describir todo aquel sufrimiento, la explotación el trato inhumano y la corrupción no merece la pena en este momento, pues solo deseo recordar aquel rayito de esperanza y fe que afloro el mi ese día. Ocasionalmente se nos otorgaba unos momentos de recreo para pasear en el patio, eso es lo que nos dijeron, pero en verdad, era para que viéramos bien claro como nuestros compañeros morían, unos rápido, otros lento, unos a tiros, otros a golpes, pero todos acaban en las fosas. En uno de esos dias de recreo me sente mirando a las rejas, y con migo se sento un hombre con el que habia tenido cierta relacion durante la estancia. Se puso a mi lado, y con voz cansada y de forma costosa me dijo:
-¿Sabes porque nos han sacado hoy no?
-No creo que haya un motivo explicito, ya nos han sacado antes- contesté en desconcierto
-Si, lo sé, pero hoy los guardias nos miran, lo saben, saben que lo sabemos- decia en tono paranoico.
No me extrañaron sus palabras, pense que havia perdido la cordura como muchos otros, aun así avia que tener valor para nombrar a los guardas por lo que decidí escucharle.
-Dime amigo, ¿qué pasará hoy?
-Hoy nos toca morir- me contesto con algo de dificultad
Miré al suelo, me di cuenta de que en esa parte del patio la tierra era más fértil, pero se notaba que estaba contaminada, alcé la vista unos pocos centímetros y vi algo que me izo exaltar, enseguida exclamé:
-Mira, es un rosal
-Eso parece-me contesto mi compañero- pero seguro que se debe a nuestra falta de cordura, seguro que no esta ay-añadió mientras se iba.
Yo no quería pensar que estaba loco, quería descubrir si en aquel lugar alejado de l mano de dios podía existir vida, me levante, me acerqué y si, era un rosal, estaba allí, lo podía tocar, y si no podía, si en verdad estaba loco, no me importaba, pues nunca antes me avía puesto tan contento al sentir el acariciar de una flor, pero pronto me di cuenta de que algo fallaba, los pétalos de la flor no eran de un color usual, eran negros, una rosa negra había aparecido de entre la tierra árida, no sabia si era real, si era una mutación genética o un signo para confirmar que iba a morir, solo sabia que era algo vivo, y resplandecía por las gotas de rocío, decidí arrancarla y guardármela en el bolsillo, eso si le quite las espinas para que no me hiciesen daño en la pierna, sonó la campana, significaba que todos deviamos reunirnos en un mismo lugar, donde dirian los nombres de los que ivamos a ser ejecutados, me nombraron, me senti nervioso e impotente, no entendia lo que sentia pues ya me esperaba esa llamada, sin envargo vino en el unico momento que me sentia con esperanza, era algo tan…no sé como explicarlo, es indescriptible, nos subieron a un camión y nos llevaron a unas especies de granjas alejadas, resulta que las camaras de gas eran secretas pues se consideraban extremadamente peligrosas para el medio ambiente, no es que las considerasen inhumanas o algo parecido, no, para ellos era mas importante cuatro arboles que miles de millones de personas, me duele pensarlo, me duele recordarlo, pero todo lo dicho es verdad, mas la mayor epoca de atrocidad que ha vivido la historia de la humanidad fue cuando estos hechos pasaron, no solo mi historia, sino la de miles y miles de judios,como iva diciendo, nos vajaron al llegar a una granja y nos metieron en una de las camaras de gas, yo saqué la rosa y solo era capaz de mirarla, sabia que cuando se marchitase solo quedarian uno segundos para mi muerte, pero psaban los minutos y nada ocurria, en ese momento me di cuenta de porque havia encontrado la rosa y grité:
-¡Corred!
Todos ovedecieron y logramos salir de esa camara, eramos unos 30 almenos, y solo 2 guardias a los que pillamos de imprevisto y encerramos en la camara de gas, empesamos a corres pantano a dentro, sin pensar a donde ivamos, sin saber que ariamos, nuetras mentes estaban en blanco y los pies corrian solos, yo sentia el dulce roce de la rosa en mi mano, era como la caricia que uno espera recibir en el momento mas incierto de su vida, asi fue como nos salvamos de las garras de los nacis gracias a ella, mi salvadora, la que me dio la vida cuando me la arrebataron y por ello, es suya mi vida, tal ves sea por eso que tras varios años transcurridos esa rosa sigue sin marchitar a pesar de no tener agua o estar plantada, tal ves mi vida es la que la mantiene viva, porque yo si ella no tiene mi vida, no quiero nada, porque mi vida no es mia si no es de ella, asi fue como ocurrio todo, pero a donde fuimos te preguntaras, que hicimos, no fuimos a ningun lado, no hicimos nada, la naturaleza nos cuidó y nos seguirá cuidando hasta el fin de los dias.

FIN
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
ROSA NEGRA
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
~Club de Fans de Crepúsculo~ :: Varios :: Creaciones De los Usuarios :: Fan Fics-
Cambiar a: